Comida Saludable

por Jose Luis Luis en 06/08/2015 En: Consejos y Reflexiones

Comida Saludable

Estos son algunos de los hábitos que debes cambiar para conseguir una alimentación saludable:

1. Comer rápido: Hay que comer despacio y masticar el alimento al menos 20 veces, ya que hay que darle 15 o 20 minutos al organismo para sentir la sensación de saciedad.

2. No darse el tiempo para comer: Alimentarse de pie, viendo televisión o frente al computador distrae nuestra atención, ya que no estás pendiente de lo que estás comiendo y, como resultado, no te preocupas de comer despacio y masticar lentamente.

3. Evitar la ansiedad al momento de sentarse a comer: A veces, el hambre te juega en contra y lo que más importa es sentarse y comer rápido. Esa actitud no ayuda frente al tema de la saciedad, por lo que los especialistas aconsejan comer algunos bocados y dejar los cubiertos sobre el plato, para luego reanudar.

De esta forma te alimentarás más despacio, favorecerás la saciedad y podrás tener un peso saludable.

4. No masticar: Mastica adecuadamente los alimentos.

Aprende a disfrutar la comida, a sentir los sabores y favorecerás el proceso de digestión, ya que los alimentos deben llegar triturados al estómago.

5. Servirse porciones grandes: Para una correcta alimentación las cantidades deben ser razonables, no abundantes. Especialistas aconsejan poner en un plato todo lo que vas a comer con el fin de tener mayor control.

6. Repetir los platos: Lo ideal es aumentar la cantidad de comidas al día, al menos cinco (desayuno, colación, almuerzo, once, cena).

Es decir, comer menos cantidades, pero más veces al día. Esto evitará que llegues con más hambre a la siguiente comida y no te darán ganas de repetirte.

7. Beber poco líquido: Es necesario hidratar el cuerpo, además el líquido ayuda a la sensación de saciedad y a eliminar toxinas. Lo ideal es consumir dos litros al día.

8. Llevar fuentes a la mesa: Idealmente se deberían llevar los platos servidos con todo lo que se va a consumir y no poner fuentes con comida, ya que en muchos casos fomenta el “picoteo” y terminarás consumiendo más de lo que necesitas.

9. Hacer sobremesa sin retirar los platos: Si dejas los alimentos al alcance puede ser que sientas la necesidad de seguir consumiendo.

10. Guardar golosinas o alimentos tentadores: Muchas veces no tienes ganas de consumir un producto, pero al verlo te tientas, por lo que es recomendable guardar las golosinas o los alimentos menos saludables y no tenerlos a la vista. 

 

Iniciar Sesión Para Comentar